Y el mundo marcha…

27 noviembre 2009

Un buen día me comunicaron que tenía cáncer. Fue hace unos tres meses. El médico que me atendió, cirujano por más señas, me miró con rostro serio y repasando el informe que tenía delante, en la mesa, hizo lo propio en estos casos: ha dado positivo. Antes de la noticia, mi mundo estaba conformado para y por el trabajo. Mañanas y tardes ocupadas en acudir a una oficina, sentarme delante de un ordenador y escribir, no parar de escribir sobre lo ajeno. De eso se trata, en periodismo. Contar historias que les pasan a otros. Ahora, me veo, sin quererlo como una parte más de la noticia, la de  formar parte de una fría estadística: 18.000 mujeres diagnosticadas al año con cáncer de mama, muchas en el mundo, cierto es, aunque por fortuna, cada vez con más alto grado de curación. Aunque considerándolo, no me hubiera gustado en absoluto formar parte de este club al que nadie ha sido invitada, y del que queremos salir cuánto antes. Aquel día, comenzó algo nuevo para mí. Sin quererlo, me ví atrapada en un ir y venir de consultas médicas, analíticas, ecografías y revisiones. Ejercicio extenuante y que te pone a prueba. La pregunta más usual en estos casos suele ser la de ¿cómo lo afrontas?. (hago aquí de entrevistada).-No muy mal. Corrijo, bastante bien, por ahora. La matización es importante. Nunca se sabe si mañana estaré peor. El cáncer no se rinde nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: