La invasión de los ladrones de cuerpos

28 enero 2010

Estoy sólo a una sesión para terminar la quimioterapia. Y, a veces, cuando me siento, después de la interminable jornada que parece no tener fín, me surge un pensamiento que me aterroriza: ¿será la última definitivamente?. Me respondo que sí, que ya no hay más. El médico me lo confirmó en el último encuentro que mantuvimos. Pero, como si quisiera aferrarme a lo más oscuro, la incertidumbre ante lo que me espera, vuelve a cabalgar. Otro enemigo acecha, imperturbable, esperando su oportunidad. Hace varias semanas, me dio el aviso. “Estás rozando la anemia. El recuento de leucocitos y hematíes está bajando”. La frase que no quisiera oir, vino después. “Si se confirma la anemia, tendremos que retrasar la última sesión de quimio”. Por eso, la sensación de estar invadida por ladrones que se han osado a robar mi cuerpo, me persigue. ¿No hay por ahí, algún valiente que se atreva con ellos?.

Anuncios

2 comentarios to “La invasión de los ladrones de cuerpos”

  1. Chelo said

    Por aqui no se si hay alguien valiente, pero por ahi si, estás tu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: